¿Cómo es tu vida? Esta pregunta es muy difícil de contestar, probablemente no sabes ni qué te estoy preguntando exactamente, podrías contestarme… me levanto a las 8:15 de las mañana, aunque pongo el despertador para las 8:00, porque en realidad debería levantarme a esa hora, pero como no lo hago pues me ducho rápidamente y salgo de casa con algo que desayunar en la mano para tomarlo de camino al trabajo. Llego al trabajo justo, en realidad muy justo, cuando no es un par de minutos tarde. Y después tengo una jornada laboral de 8 horas con 2 horitas por el medio para comer (tiempo que utilizo, además de para comer, para hacer otro tipo de recados, aprisa y corriendo, como siempre). Después salgo y voy al gimnasio y/o a buscar a los niños y/o a hacer compras de último momento y/o corriendo a hacer cualquier otra tarea igual de importante e imprescindible.

Buf…40497736_s

Entonces puedo responderte, que tu vida no parece demasiado tranquila, pero todavía no sé si vives en paz. Supongo que no excesivamente, ya que no te cuidas todo lo que podrías. Te diría que sería beneficioso para tu bienestar que realizases las comidas tranquilo, que no empezases ya los días corriendo para hacer las cosas, que escuchases tus necesidades y que les hicieses caso, etc. Pero no, hoy no voy a preguntarte exactamente eso. En realidad lo que quiero es que me respondas a estas preguntas:

¿Con quién te relacionas? ¿Qué te aporta tu entorno? ¿Vives la vida que tú has elegido? ¿Eres consciente de cuáles son tus deseos? ¿Y de tus miedos? ¿Tienes presentes tus necesidades?

¿Cuáles son las personas que están en tu vida? ¿A cuáles has elegido? ¿Cuáles te han venido impuestas? Probablemente no puedas escoger a tus compañeros de trabajo, aunque sí hasta cierto punto la relación que tienes con ellos. Tampoco has elegido a tus padres, ni a tus hermanos, ni a tus tíos o primos, pero nunca olvides que el modo de cómo se desarrolla esa relación es responsabilidad de las dos personas que la forman. Sí, has escogido a tu pareja o amigos, aunque la relación pudo evolucionar hacia situaciones que no te hagan sentir comodidad. Parece que no es responsabilidad de uno mismo las relaciones que tenemos, pero no, claro que es responsabilidad, tú eliges quién está en tu vida y de qué modo, si les dejas más o menos espacio, si te afecta más o menos su presencia. Si tus relaciones te aportan o no te aportan paz.

¿Vives la vida que has elegido? Ya hablamos de eso en el post “¿Y qué… si lo quiero todo?“, sobre lo qué quieres, si te conformas o si decides ir a por todas.

¿Eres consciente de tus deseos y de tus miedos? ¿Sabes diferenciarlos? A veces creemos que queremos una cosa, que eso es lo que deseamos, pero en realidad si ahondamos un poco más en ese deseo, nos damos cuenta de que no lo es, de que en realidad es que lo contrario nos da miedo, nos asusta salir de nuestra comodidad y luchar por lo que queremos, así que adaptamos nuestros deseos a nuestros miedos. Creemos que deseamos cosas más fáciles, que conllevan menos riesgos, que no ponen en peligro nuestra tranquilidad, pero que no nos aportan paz.

¿Tienes presentes tus necesidades? ¿Sabes lo que necesitas para estar bien? ¿Cuáles son las cosas que hacen que te sientas en paz? ¿Necesitas mucha actividad o una vida más relajada? ¿Estás mejor rodeado siempre de mucha gente o a veces necesitas pasar tiempo a solas? ¿Te relaja especialmente alguna actividad? ¿Qué es lo que te hace sentir que te encuentras contigo mismo?

Tú eres el único que tienes tu propia fórmula mágica, porque todos somos diferentes y todos tenemos derecho a serlo y a demostrarlo. Cuando tomes una decisión asegúrate de que sientes paz porque eso significa que es la decisión correcta.

 

Elena García Paz



Port Relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies