Dice el refrán que el que espera, desespera. Pero, y si eres una persona paciente ¿también desesperas?

Desde pequeños cuando queremos algo en la vida, lo queremos ya. Podemos aprender a patalear, llorar y protestar por conseguirlo o podemos aprender a luchar por ello. Pero ¿qué pasa cuando en vez de lucha hay simplemente que esperar? En general, en ese caso nos sentimos impotentes, nos invade la desesperanza y los pensamientos negativos.

10301660_sPero como dijo Mahatma Gandhi “Perder la paciencia es perder la batalla”, porque cuando perdemos la paciencia nos volvemos impulsivos, actuamos sin valorar las consecuencias y para obtener una recompensa a corto plazo, aunque inicialmente nuestro objetivo era más importante pero más trabajoso de conseguir. Porque, normalmente, las cosas que valen la pena requieren paciencia.

Empecemos por la primera pregunta que debemos hacernos… ¿Qué es la paciencia? Me puedes contestar que la paciencia es la capacidad de esperar, respuesta con la cual no estoy de acuerdo, ya que puedes conseguir esperar pero quejándote o sufriendo por ello. La paciencia es tener una buena actitud mientras esperas.

Ahora la segunda pregunta sería… ¿Cómo conseguimos tener una buena actitud mientras esperamos? Liberándonos de todas las cargas emocionales innecesarias. Cuando estamos esperando por algo tenemos añadidas expectativas y emociones que no permiten que mantengamos un estado de paz.

Tienes añadidas emociones que le dan una carga positiva o negativa. Las emociones no son estáticas, se modifican y sin embargo a lo que quieres conseguir lo etiquetas según la emoción que sientes en ese momento. Elimina esa etiqueta y fluye.

Elimina tus expectativas, eso es lo que crees que va a suceder, pero probablemente no será lo que suceda. Aprovecha tu experiencia para comprobarlo, analiza situaciones parecidas que ya has vivido y comprueba como esas expectativas no eran realistas. Permite a la vida que te sorprenda, simplemente persigue tus metas disfrutando el camino y siendo este camino una meta en sí mismo.

 

Elena García Paz



Port Relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies