Cuando va a finalizar un año, tenemos propósitos y más propósitos para el nuevo año que comienza. Propósitos, que por experiencia sabemos, que no cumplimos ni la mitad. Pero para el año siguiente volvemos a tener una lista de propósitos como mínimo igual de grande.

Durante el año vamos olvidando objetivos, porque nos parecen demasiado difíciles de conseguir, por falta de voluntad, por conformismo,… Y al año siguiente nos proponemos otra vez esos mismos objetivos, con la certeza de que este año va a ser diferente.

45470645_sY ¿por qué ha de ser diferente? ¿Has cambiado tú? ¿Tienes más herramientas para enfrentarte a ellos? Si es así, adelante. Pero si crees que no, piensa en lo que necesitas para poder llevarlo a cabo. Márcate unas metas de un modo inteligente, valorando tus deseos y necesidades, pero también los recursos que tienes disponibles para conseguirlo. Si no tienes todos esos recursos necesarios, valora la manera de conseguirlos y aprende cómo utilizarlos.

Si son muchas las metas a conseguir, es más fácil que te pongas tú mismo impedimentos para conseguirlas, ya que suponen una carga generadora de estrés. Así que deber aprender a priorizar, selecciona que sueños son los más importantes.

Haz listas según diferentes variables: la importancia de la meta, la facilidad para conseguirlo, la prioridad en el tiempo,… Y a partir de todas esas listas, haz la lista definitiva y cuélgala en la nevera, llévala en el bolsillo, enmárcala, haz con ella lo que quieras pero tenla presente los 366 días del año, porque los sueños no descansan.

Sueña, sueña mucho y sueña en grande. Cree en tus sueños y cree en tu capacidad para conseguir que se realicen. No seas tú quien pone los límites. Haz que este nuevo año que entra sea el año de tu vida, el año en el que dejaste tus miedos atrás y empezaste a vivir la vida que hasta ahora sólo habías soñado.  Deja atrás todo lo que no te sirve, como dijo Danns Vega “Si entras a mi vida no te olvides de sacudir el polvo de tus pies que están llenos de pasado

La felicidad se construye, la felicidad es una actitud, tu actitud. FELIZ AÑO.

 

Elena García Paz



Port Relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies